MOLINA

Se inicia la contratación de las obras de acondicionado y mejora de los tramos cedidos de las carreteras regionales

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Molina de Segura aprobó, el martes 6 de septiembre, el inicio del expediente de contratación, por importe de 898.000 euros, de las obras de acondicionado y mejora de los tramos cedidos de las carreteras regionales RM-560, RM-B6 y T-411.

Este proyecto es fruto de un convenio establecido con la Dirección General de Carreteras de la Comunidad Autónoma de Murcia, a través del cual, la administración regional cedía las mencionadas carreteras al Ayuntamiento de Molina para que ejecutara las obras y realizara el posterior mantenimiento, a cambio de una subvención directa de 898.000 euros.

Logo

El alcalde, Eliseo García Cantó, ha indicado que, “una vez más, el Ayuntamiento se ve obligado a asumir una competencia que no le corresponde y aceptamos la cesión de los viales para poder recibir presupuesto para su mejora”, y ha recordado que desde hace mucho tiempo el equipo de gobierno local ha registrado infinidad de escritos solicitando a la Dirección General de Carreteras que procediera al acondicionado y mejora de la seguridad vial de la Ctra. RM-560 Molina-Alcantarilla, que discurre por las pedanías de La Torrealta y La Ribera, el acondicionado de la RM-B6 Molina-Lorquí, que discurre por la pedanía de El Llano, y de la Ctra. T-411 de acceso desde la Ctra. Archena-Fortuna a la pedanía de Campotéjar Alta.

“La inversión realizada en los últimos 15 años por parte de la Dirección General de Carreteras en el mantenimiento de estas carreteras ha sido prácticamente nula, de ahí el deficiente estado en que se encuentran, sobre todo la RM-560”, ha precisado el regidor municipal.

El proyecto aprobado por la Junta de Gobierno, redactado por los técnicos municipales del Ayuntamiento de Molina de Segura, recoge las diversas aportaciones realizadas por los representantes vecinales de La Torrealta, La Ribera y El Llano, que, en diversas reuniones de trabajo con los técnicos, han recorrido toda la trama con el fin de mejorar la seguridad vial y que la vía sea una travesía urbana en vez de una carretera regional. 

Las principales actuaciones que recoge el proyecto son, por el estado de deterioro de las carreteras cedidas, la reposición y refuerzo del aglomerado de distintos tramos de la carretera, reposición y sustitución de biondas, ampliación de arcenes con aglomerado (posibilitando el paso peatonal por los arcenes), la reposición de la señalización horizontal y vertical, que está muy deteriorada, la ejecución de reductores de velocidad a su paso por los núcleos urbanos de las pedanías, etc.  

El proyecto que se aprueba, y que saldrá a licitación a lo largo de este mes de septiembre, viene a solucionar una demanda histórica de mejorar estas carreteras, garantizando que los usuarios, los vecinos de Molina de Segura, puedan realizar sus itinerarios de forma segura, con una vía en óptimas condiciones. Si el proceso de contratación discurre de forma normal, las obras pueden comenzar para primeros del mes de diciembre.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba