CULTURA

Premio a la Trayectoria 2022 a la compañía Els Joglars por sus 60 años

Els Joglars: entre la vanguardia y la popularidad

La Asociación de Amigos y Amigas del Teatro Villa de Molina y el 53 Festival de Teatro de Molina de Segura entregan el Premio a la Trayectoria 2022 a la compañía Els Joglars (https://elsjoglars.com/) por sus 60 años.

Logo

Desde 1961 el teatro de Els Joglars ha compaginado dos tendencias que rara vez aparecen juntas: la investigación fuera de cualquier convencionalismo y la popularidad. Estamos acostumbrados a ver las más interesantes experiencias de investigación reducidas siempre a un público minoritario, de la misma forma que cuando un teatro se distingue por una notable popularidad, lo es muchas veces a través de fórmulas de una comercialidad grosera. Conseguir, pues, un alto índice de audiencia con obras innovadoras desde el punto de vista del estilo y los contenidos, ha sido la pirueta más singular de la compañía.

Els Joglars ha mantenido el procedimiento de un teatro crítico directamente relacionado con la realidad circundante. Por este motivo sufrieron prisión y un consejo de guerra militar por las representaciones de la obra La torna en 1977. Pero después, ya en plena democracia, diversos procesos y polémicas surgieron como consecuencia de otras obras; por eso, con el tiempo la compañía se ha ganado el carisma de una de las voces más críticas y libres de la sociedad española.

La historia de Els Joglars es la historia de la búsqueda y la investigación constante y de la construcción de un lenguaje teatral partiendo de la escuela del mimo clásico hasta la incorporación de todos los elementos dramáticos posibles, con una fórmula de trabajo basada en la artesanía colectiva de una gran implicación personal y profesional, cooperitizada e independiente –un claro sinónimo de sacrificio y austeridad, dedicación exclusiva y muchas horas de trabajo- que proporciona un método de trabajo vivo y en permanente evolución.

La sala de ensayo de Els Joglars, una cúpula geodésica situada en medio de bosques a 100 km de Barcelona, se convierte en un privilegiado observatorio que facilita una visión profundamente universal sobre los mecanismos de perpetuación del poder en diferentes ámbitos y facetas, el gran tema de Els Joglars y que, después de más de cuarenta y cinco años de existencia, se concreta en miles de representaciones de treinta y cuatro obras teatrales en más de veinte países de Europa y América, aparte de las producciones para televisión, cine y varios libros y estudios sobre la actividad de la compañía.

Para que todo el mundo pueda entender la forma como Albert Boadella trabaja las dramaturgias con los actores, ha llamado a su método: método emergente. Lo ha intentado explicar gráficamente a partir de una espiral: girar alrededor de un punto en concreto con la intención de ampliar las posibilidades para volver a concretar de nuevo.

La comunicación, el sentido de la vida, la tragedia, la competitividad, la relación de pareja, el bandolerismo, la justicia, la destrucción del planeta, los mitos mediterráneos, el progresismo, el poder personal, las psicopatologías cotidianas y las debilidades humanas, las religiones, los tópicos nacionales, los poderes fácticos, el genocidio de la conquista de América, el teatro, el nacionalismo, el artista, el arte… Difícilmente encontraremos una variedad y una ambición parecida en nuestra dramaturgia contemporánea.

Los argumentos y los personajes de Els Joglars suelen buscar conceptos simples. En general, pero detrás de la idea argumental o del personaje, más o menos esquemáticos, que un espectáculo de Els Joglars pueda recrear, hay siempre una visión profundamente universal de los mecanismos de alienación social sobre los cuales se alimenta y se perpetúa el poder.

El teatro de Els Joglars habla del poder a través de todas las variantes de opresión que ejercen unos individuos sobre otros, unas ideologías sobre otras. Y lo hace casi siempre mostrando el poder en términos de fraude irrisorio.

Es en la insistencia a alternar temas donde encontraremos una de las características notables de su trayectoria. También podemos otorgar el estatuto de característico al gusto recurrente para hacer confluir las distintas líneas temáticas en el fondo de un mismo argumento. Esta tendencia a una dramaturgia temáticamente poliédrica tan propia de Els Joglars la veremos crecer espectáculo tras espectáculo.

Y otro factor no menos determinante en el estilo de Els Joglars es la claridad ideológica con que son abordados los temas que tocan, por comprometedores que sean. En los espectáculos de Els Joglars el punto de vista de la autoría es transparente. Cuando en alguna ocasión la crítica o el público han hablado de ambigüedad ideológica, como pasó en Olympic Man Movement o en Floit & Pla, la ambigüedad era en realidad el referente temático.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba