CULTURA

Manuela Martínez Ortiz: una escritora que utiliza la poesía para luchar contra el maltrato

Hemos tenido la oportunidad de conocer a la escritora Manuela Martínez Ortiz, quien es originaria de Granada y se dedica a escribir y leer poesía. Además, es conocida por sus conferencias sobre el tema del maltrato, ya que ella misma fue víctima de esta problemática. En esta entrevista, conoceremos más sobre su obra literaria y su compromiso en la lucha contra el maltrato.

La escritura fue mi refugio ante el sufrimiento que sentía 

Tú das recitales de poesía religiosa, conferencias sobre el maltrato, ¿has sido víctima de ellos?

Sí, he tenido la experiencia personal de ser víctima de maltrato desde muy joven, lo que me llevó a escribir a escondidas y expresar mis sentimientos a través de la poesía. Incluso los primeros poemas que escribí eran religiosos, dirigidos a Dios, porque no podía escribir abiertamente sin ser vista por mi maltratador. Aunque no me gusta la palabra “maltrato” porque al final somos nosotros los que debemos poner fin a las malas acciones y decir “basta” en el momento adecuado, a menudo nos dejamos llevar por la idea equivocada de que el amor puede justificar el control y la manipulación en una relación. En mi caso, me alejé de amigos y familiares y caí en una relación tóxica desde muy joven. Esta es una historia que, lamentablemente, sigue ocurriendo en la actualidad, y es por eso que creo que es importante tener más charlas sobre este tema en las escuelas y crear conciencia sobre las señales de alerta temprana. Mi libro “Las Rosas del Maltrato” cuenta mi historia desde los 15 hasta los 30 años y espero que pueda ayudar a otros a encontrar la fuerza para escapar de relaciones dañinas.

Logo

¿Como explicamos lo que debería ser una relación sana?

En una relación sana, el amor se basa en la libertad, el respeto mutuo y el compromiso de apoyar la felicidad y la autonomía de cada persona. Es importante compartir la educación de los hijos y reflexionar sobre nuestras relaciones para detectar cualquier toxicidad y aprender a decir “no” en el momento adecuado. En resumen, el amor debe ser un camino de crecimiento y respeto mutuo para que ambas personas puedan ser felices y libres. Personalmente, he experimentado el amor en mi vida a los 46 años y para mí, se trata de libertad

¿Escribir te servía para sobrellevarlo, era tu aliada en esa situación?

Sí, la escritura fue mi refugio ante el sufrimiento que sentía por la falta de un compañero y una relación tóxica, yo no pedía ser rica o tener un palacio; lo que quería era un compañero desde muy pequeña. Siempre había soñado con casarme joven, tener hijos, una familia. Escribir me ayudaba a conectarme con Dios y encontrar inspiración para mis historias. Al principio lo hacía en secreto, pero finalmente publiqué mi primer libro en 2015, “El Milagro de la Fe” , después de esconderlo durante mucho tiempo debido a la desaprobación de mi esposo.

¿Entonces pudiste vencer la resistencia de tu marido?

Sí, pude vencer la resistencia de mi marido después de que mis hijos me dijeron que era necesario poner fin a la situación y denunciarlo por maltrato. A pesar de que yo creía que el matrimonio era para toda la vida y había consultado con varios párrocos en busca de consejo, finalmente puse la denuncia y se emitió una orden de alejamiento para mí y mis hijos. A los seis meses, sin embargo, decidí volver a meter al padre en casa debido a la relación tóxica que teníamos. Gracias a la ayuda de la psicóloga y a la comunidad de Molina de Segura, donde he trabajado y vivido, he logrado cambiar mi vida y superar esa difícil situación.

¿O sea que después de haberlo denunciado vuelves con él?

Sí, volví con él porque sentía dependencia de él y tenía miedo a la vida. Aunque había denunciado su comportamiento violento, me era difícil hacer trámites y él no quería que yo recibiera una pensión que me permitiría ser independiente. Además, me controlaba y no me dejaba ver a mi familia o amigas, lo que era una forma de poseerme.

¿Pero pudiste salir?

Sí, logré salir de la relación y recibí ayuda de asistentes sociales y una psicóloga. Pero al volver con mi abusador, fue una experiencia terrible para mí y mis hijos. A pesar de que él prometió cambiar, volvió a su comportamiento abusivo. Después de dos meses, lo confronté y finalmente lo eché de casa.

¿A día de hoy sientes miedo de lo que pueda hacerte?

No, no siento miedo actualmente. A pesar de que me ha molestado varias veces, yo me he aferrado a mi fe y creo que hay que saber perdonar. Después de buscar ayuda y consejo, decidí poner fin a mi matrimonio y buscar una vida mejor. Actualmente, me he vuelto a casar por la iglesia y abogo por la igualdad de género y por cambios en los juzgados en relación con él maltrato. En mi libro “Las rosas del maltrato” critico mucho la forma en que los juzgados tratan a las víctimas de maltrato y pido cambios en este sentido.

¿Volviendo a la escritura, a través de ella podemos reflejar lo que sucede, tú has reflejado tu situación en tus poemas?

Sí, a través de la escritura, podemos reflejar lo que sucede y yo he reflejado mi situación en mis poemas. Escribo lo que sale de mi corazón, basándome en mi experiencia. No pretendo cambiar el mundo, pero si puedo ayudar en algo, la experiencia tiene mucho valor y creo que es importante que se escuche la voz de lo que está pasando.

Libro_Manuela-Martínez_escritora

¿Qué proyectos tienes en mente?

Mi primera publicación fue religiosa, “El Milagro de la Fe”. La segunda fue “Las Rosas del Maltrato”, publicada en 2020, que refleja mi experiencia de vida. También saqué una publicación póstuma de mi hermano fallecido titulada “Lo que un sueño despertó por amor” en 2021. Ahora, después de 33 años, de ser libre y poder decidir lo que hago con mi vida, publiqué el último libro “La Dulce Melodía de la Alondra”, que habla sobre el amor y reitera que no todos los hombres son iguales. En este libro, cuento mi experiencia de salir de una situación difícil y tener la oportunidad de enamorarme de nuevo y rehacer mi vida. Actualmente, estoy retomando la segunda parte de “El Milagro de la Fe” para publicar pronto. Escribir me relaja y me da estímulo para seguir adelante, incluso en momentos de altibajos. Agradezco la vida y el presente, y recopilo todo lo que he escrito a lo largo de los años para publicar algo para la juventud, como las cosas que escribí para mis hijos. Además, tengo una novela que empecé hace unos años y que está por la mitad. Voy a retomar los recitales. Este mes de marzo, en Benidorm, van a venir unos 20 poetas internacionales y 10 poetas españoles. Tengo el gran honor de ser una de las participantes en este encuentro de escritores mundiales.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba