REGIÓN

Detienen al autor del robo de un desfibrilador en el hospital Morales Meseguer

  • El presunto autor robó por la mañana el aparato médico y por la tarde volvió para ser asistido en urgencias del mismo hospital
  • Allí fue reconocido e interceptado por los agentes y tras el testimonio del personal sanitario y la revisión de las cámaras de seguridad, se procedió a su detención
  • El desfibrilador sustraído está valorado en más de 5000 euros

Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención de un varón de nacionalidad española de 28 años de edad, como presunto autor de un delito de hurto en un hospital de la ciudad de Murcia.

La Sala CIMACC-091 de la Policía Nacional tuvo conocimiento, a través del aviso del personal de seguridad del centro médico, que el presunto autor del robo de un desfibrilador valorado en más 5000 euros que había tenido lugar por la mañana en ese centro médico, había vuelto para ser atendido en el servicio de urgencias del mismo hospital.

Logo

Los agentes de la Policía Nacional se personaron de inmediato en el hospital para, mientras se tenía controlado al supuesto autor, entrevistarse con el personal de seguridad que les manifestaron reconocer al individuo sin ningún género de dudas como el mismo que había sustraído un desfibrilador unas horas antes, pudiendo aportar las imágenes de las cámaras de seguridad, dónde se observaba a este mismo individuo sustrayendo el material médico y abandonando el centro sanitario.

El autor del hurto, que sin preocuparse de que pudiera ser reconocido por el personal de seguridad, acudió de urgencia al mismo centro médico donde horas antes había cometido el delito, sería posteriormente detenido por los agentes de la Policía Nacional y puesto a disposición judicial.

La investigación sigue abierta por parte de la Policía Nacional, dado que el desfibrilador no ha podido ser recuperado y se trata de un aparato médico con una importancia vital, el cual se utiliza para detectar arritmias y emitir una descarga eléctrica en el corazón en los casos necesarios. De ahí la repercusión que hubiera tenido la imposibilidad de encontrar de forma urgente y utilizar inmediatamente dicho desfibrilador en el centro sanitario.

La pena correspondiente en estos casos, donde la cuantía de lo sustraído supera los 400 euros, es de prisión de 6 a 18 meses.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba