MOLINA

El Gobierno de Molina de Segura reorganiza las concejalías y la OMIC

La reorganización de las concejalías y la OMIC es una medida que ha sido recibida con opiniones encontradas. El equipo de Gobierno defiende que la reestructuración es necesaria para mejorar la atención a la ciudadanía, mientras que el PSOE denuncia que el traslado de la OMIC es una medida que perjudica a los vecinos.

El Gobierno local de Molina de Segura anuncia que todos los cambios implementados en la distribución de servicios municipales se llevan a cabo con el objetivo primordial de atender de manera más eficiente y efectiva a la ciudadanía, además de optimizar el uso de los recursos municipales para el beneficio de todos los molinenses.

Esta reorganización de la ubicación de los departamentos se realiza después de analizar la situación y evaluar las necesidades de atención a los ciudadanos, explican desde el equipo de Gobierno. En definitiva, se trata de un plan integral para centralizar, mejorar y aumentar la coordinación entre los distintos departamentos del Ayuntamiento molinense, que se ha iniciado recientemente y que se finalizará a medio-largo plazo.

Logo

En esta reestructuración destacan cambios de ubicación en el departamento de Gestión Tributaria, que pasará a ubicarse en la Casa Consistorial, así como en la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), que volverá a ubicarse donde originalmente estaba, en el edificio El Retén.

Los grupos municipales PP y Vox se ubican desde ahora en la planta baja del Ayuntamiento, mientras que el PSOE tiene su despacho en la primera planta, donde siempre se ha ubicado al partido líder de la oposición.

El PSOE denuncia el traslado de la oficina de la OMIC para poner el despacho de VOX

La Portavoz del Grupo Municipal del PSOE, Isabel Gadea, ha denunciado que el traslado a otras dependencias supone un gran prejuicio para la ciudadanía. “Ahora los vecinos tienen que desplazarse para registrar cualquier documento que requiera un trámite posterior a su consulta a otro edificio municipal, con el perjuicio que eso supone”, señala Isabel Gadea.

El Grupo VOX se ha instalado en la planta baja del Ayuntamiento, obligando a reestructurar los departamentos y ocupando un espacio que estaba destinado al servicio de Estadística, donde también se atiende al público. Esto ha hecho que ahora la OMIC quede fuera de este espacio y haga que las personas que necesiten presentar una reclamación tengan que ir a otro edificio municipal.

“Ya tenemos claro que la prioridad de PP y VOX no es mejora la atención a la ciudadanía. Les da igual si ahora los vecinos lo tienen más difícil para hacer un trámite administrativo. Les importa dónde colocar su sillón”, denuncia Gadea.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba