ASOCIACIONES

Bajo el lema ‘Alcemos la voz por nuestros derechos’, Mujeres con Nombre convoca a una concentración este viernes.

El próximo viernes 14 de julio, la asociación Molinense Mujeres con Nombre ha convocado a una concentración a las 20:00 horas en la plaza de la igualdad. Bajo el lema «Alcemos la voz por nuestros derechos», la concentración busca denunciar y condenar los 27 asesinatos machistas registrados durante el presente año de 2023. Según la convocatoria oficial, la concentración también se dirige en contra de la negación de la violencia de género, la eliminación de derechos adquiridos y la eliminación de la concejalía de igualdad.

Para ofrecer una visión más detallada y personal de esta concentración y los objetivos detrás de ella, hemos tenido la oportunidad de entrevistar a la secretaria de la Asociación, Jessica Millán Muñoz.

Cuál es el objetivo de la asociación Mujeres con Nombre al organizar esta concentración en la Plaza de la Igualdad?

Logo

El objetivo principal de la concentración es dar visibilidad a la Violencia de Género, para dar a conocer que las mujeres siguen siendo asesinadas día a día por el hecho de ser mujer. Estamos viviendo una pesadilla, viendo cómo aumenta el número de mujeres asesinadas (10 mujeres en 10 días en lo que llevamos de mes), y mientras tenemos que escuchar que se ponga en cuestión la existencia de la violencia de género.
No podemos permitir que la sociedad siga dando la espalda a una realidad aterradora: ser mujer, en nuestra sociedad, es un factor de riesgo.

No queremos un mayor castigo cuando ya seamos asesinadas, queremos prevención para no tener que pasar por este dolor. En las cifras solo aparecen el número de mujeres asesinadas (27 en lo que va de año) y el número de denuncias (4 de cada 10 mujeres denuncian su situación de maltrato), pero no aparecen las miles de mujeres que están viviendo esta pesadilla en silencio, que no pueden salir de ella, por falta de medios o desconocimiento.

La información, la educación, la visibilización es primordial para prevenir la violencia de género.

Es una concentración pacífica, sabemos que es muy difícil para muchas mujeres poder participar en ella. Queremos incidir en que la participación de esta concentración no sólo está dirigida a las mujeres y familias afectadas, si no a toda la ciudadanía, ya que es un problema social.

Representamos a muchas mujeres, a las que están, a las que ya no están y a las que aunque quieran, no pueden estar.

Según la información proporcionada en vuestro cartel, ustedes mencionan la «eliminación de derechos adquiridos». ¿Podría profundizar en este tema y compartir qué derechos específicos consideran que están en peligro?

Desde Mujeres con Nombre, invitamos a leer la “Ley Orgánica 1/2004 de medidas de protección Integral contra la Violencia de Género”. En ella se especifica, entre otras cosas: “El ámbito de la Ley abarca tanto los aspectos preventivos, educativos, sociales, asistenciales y de atención posterior a las víctimas, como la normativa civil que incide en el ámbito familiar o de convivencia donde principalmente se producen las agresiones, así como el principio de subsidiariedad en las Administraciones Públicas”

Desde este derecho básico que nos marca la ley, de prevención, educación y visibilización que quieren eliminar ya está en peligro. Y lo más aterrador aun, no solo están en peligro nuestros derechos, sino también nuestras vidas.

Existe actualmente un discurso de negación y ocultación de la violencia de género, como si fuera un tema político o partidista, cuando realmente es un problema social. Todo lo que no se ve no existe. El peligro real está en invisibilizar la Violencia de Género.

El derecho a la información a la víctima es fundamental y constitucional.A igual que el derecho a la educación y prevención en igualdad. No podemos dar un paso atrás y permitir que nos quiten esos derechos.

Respecto a los 27 asesinatos machistas que han ocurrido en lo que va del 2023, ¿cómo cree que este problema podría ser abordado de manera efectiva por las autoridades?

La existencia de leyes de protección a la víctimas de violencia de género no son efectivas si no se proporcionan recursos económicos para poder llevarlas a cabo.

No es efectivo una atención a una víctima cuando las distancias entre atenciones son de un mes o más, cuando no se dotan de recursos para especialización de profesionales en todos los ámbitos (sanitario, administrativo, fuerzas de seguridad, juzgados, etc), donde una víctima pueda ser atendida con sus necesidades reales en cualquiera de ellos, de forma profesional. Evitando así un proceso de revictimización o de mal asesoramiento, en los que en muchas ocasiones se provoca una retirada de denuncia o una mala decisión.

No existe una protección total, real ni efectiva. Hay una continua ralentización y mala gestión de todos los servicios por una falta de dotación de recursos y formación específica.

Finalmente, ustedes hacen referencia a la eliminación de la concejalía de igualdad. ¿Podría compartir con nosotros cuál es su postura frente a esta decisión y cómo planean abordar esta situación durante la concentración?

El cambio de nombre de la Concejalía de Igualdad y Violencia de Género a la Concejalía de Familia no es sólo un cambio de nombre. Si no que hace una vez más referencia a la ocultación, negación e invisibilización de la Violencia de Género.

Si nos volvemos a remitir a la ““Ley Orgánica 1/2004 de medidas de protección Integral contra la Violencia de Género”, nos encontramos con “Los poderes públicos no pueden ser ajenos a la violencia de género, que constituye uno de los ataques más flagrantes a derechos fundamentales como la libertad, la igualdad, la vida, la seguridad y la no discriminación proclamados en nuestra Constitución.

Esos mismos poderes públicos tienen, conforme a lo dispuesto en el artículo 9.2 de la Constitución, la obligación de adoptar medidas de acción positiva para hacer reales y efectivos dichos derechos, removiendo los obstáculos que impiden o dificultan su plenitud.” De esta forma, al eliminar la concejalía de Igualdad, como se ha hecho en el municipio de Molina de Segura (y en otros tantos de España) dos días después de la toma de posesión del nuevo equipo de gobierno, está realizando un grave incumplimiento de la Ley y la Constitución.

Quitar el nombre de Igualdad y Violencia de Género es invisibilizar, y obstaculizar la prevención. Condenar la violencia machista es nombrarla por su nombre y ocultarla es sinónimo de apoyarla. Con lo que nos expone a las mujeres, nuestra integridad física, nuestros derechos humanos y nuestra vida a un mayor riesgo del que actualmente tenemos.

Aceptaríamos que la concejalía de Igualdad y Violencia de género se moviera a otras concejalías como Política Social, a Salud, Servicio Sociales, etc. o incluso que se hiciera una Concejalía específica de violencia de género, ya que el problema lo exige, pero no aceptamos de ninguna manera que se elimine.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba